Historia

Un lugar en la historia


Fisher Island, que se creó en 1906 debido al dragado del canal Government Cut, fue vendida en la década de 1920 por Carl Fisher a William K. Vanderbilt II a cambio del yate de 250 pies “Eagle”. Desde entonces, se ha convertido en un ícono estadounidense. 

Se mantuvo como una residencia privada desde su creación hasta 1971 y llegó a estar en manos de un grupo que incluía al expresidente de los EE. UU., Richard Nixon. Durante las últimas tres décadas, la isla se ha desarrollado y convertido en una comunidad exclusiva con comodidades y alojamiento de primer nivel.

La mansión Vanderbilt


Diseñada por Maurice Fatio y construida a partir de piedra coralina en 1936, la histórica mansión Vanderbilt es testigo silencioso de una época de antiguo resplandor. La que una vez fue el retiro de invierno del magnate ferroviario William K. Vanderbilt II y su esposa Rosamund se ha restaurado delicadamente y ahora constituye el centro de la comunidad de Fisher Island, al albergar el Fisher Island Club.

Un lugar de elegancia inimitable, se construyó para el entretenimiento de las lumbreras de su época. El edificio, que cuenta con una biblioteca con elaborados paneles de roble, salas íntimas para cenas privadas, un salón de baile con arañas y grandes terrazas exteriores, ofrece a los miembros un marco incomparable para una amplia variedad de eventos sociales. El prestigioso Fisher Island Hotel & Resort de 5 estrellas pertenece a la colección de Leading Hotels of the World y se inserta entre las villas aledañas y los chalets históricos. Es el lugar perfecto para que proporcionar a los amigos y los visitantes el estilo que se merecen.