Rango óptimo


Con su exclusiva ubicación de primera fila frente al Atlántico, las dos marinas a prueba de olas de Fisher Island permiten que los navegantes disfruten inmediatamente de la Corriente del Golfo, de la pesca deportiva o de explorar la costa de Florida en minutos.

Aquí, los miembros de Fisher Island Club tienen acceso a una de las pocas marinas de Miami que pueden acomodar yates de más de 200 pies de eslora. La pintoresca marina interna está enmarcada por chalets con techos de tejas, palmeras y una piazza con una gran fuente de coral. A su alrededor, están los restaurantes Porto Cervo y La Trattoria, así como el mercado de la isla, con una tienda de alimentos gourmet y especialidades.

Hace poco, se han remodelado espléndidamente para incluir tarimas y pilotes de hermosa madera noble, los últimos postes, cámaras de seguridad y sistemas de monitoreo constante.