La recepción

Amable recepción


Ha llegado. Imagine un destino donde lo reciba el suave vaivén de las palmeras, el ritmo meditativo del océano Atlántico y simplemente lo mejor de lo que una de las ciudades más internacionales tiene para ofrecer. Este ambiente paradisíaco tiene el poder de calmar y relajar, a la vez que alienta a los visitantes a dejar de lado el estrés y las preocupaciones. Así su llegada sea el comienzo de un respiro temporal o el regreso al hogar tras los compromisos de la vida cotidiana, es un lugar donde el lujo y el servicio inigualables se anticipan a cada uno de sus deseos y necesidades. La comunidad de Palazzo Della Luna en Fisher Island (Miami, Florida) demuestra que el paraíso puede ser real.